Libro de visitas

Nunc, et in Arcadia cum amicis, salutem plurimam!

Cándida Ferrero Hernández (Universidad Autónoma de Barcelona)

05-VIII-2014


En la Capilla Sixtina porteña de la edición he vivido una tarde inolvidable, reunido en diálogo de complicidades, ¡qué alegría!

Gonzalo  Santoja Gómez-Agero (Universidad Complutense de Madrid)

22-XI-2013


Ha sido una tarde preciosa. Muchísimas gracias.

Antonio Gargano (Università di Napoli)

22-VII-2013


Desde uno de los sillones de don Claudio, y con inmensa gratitud, unas palabras en el libro del SECRIT, encantador y evocador rincón en la encantadora y evocadora Buenos Aires.

Covadonga Valdaliso (Universidade de Coimbra)

X-2012


Para mí ha sido emocionante visitar este Centro de Estudios Históricos Sánchez Albornoz, donde don Claudio fundó el medievalismo argentino, y que continúa, tantos años después, tan activo y productivo gracias a sus nuevos y sucesivos integrantes, dando frutos de interés general. ¡Enhorabuena!

Con un afectuoso saludo,

Inés Fernández Ordóñez (Real Academia Española)

26-IV-2010


Hay lugares míticos en el saber filológico… y uno de ellos es el SECRIT, este SECRIT que conocí hace unos años de la mano del gran maestro Germán, que sigue aquí, pues sigue siempre en nuestros corazones, en nuestro recuerdo, intentando seguir sus pasos. Emociona firmar en este libro entre tantos ilustres, tantos amigos… Emociona firmar entre amigos, jóvenes amigos para siempre.

Con toda mi admiración. Con todo mi afecto y cariño,

José Manuel Lucía Megías (Universidad Complutense de Madrid)

22-VIII-2008


Para nuestros colegas y amigos del SECRIT, entrañables, generosos y sabios, en recuerdo de nuestra estancia en Buenos Aires, con el afecto de

Juan Manuel Cacho Blecua ( Universidad de Zaragoza )

22-VIII-2008


A los amigos del SECRIT con la gratitud por su generosa y cariñosa acogida, el afecto de

María Jesús Lacarra (Universidad de Zaragoza)

22-VIII-2008


Muy sorprendido de encontrar a Alberto aquí, en esta lluviosa tarde del invierno austral.

Jorge Aguadé (Universidad de Cádiz )

23-VIII-2005


A los colegas del SECRIT dedica
Estas líneas de franca gratitud
Por su amable acogida en Buenos Ayres,
Y por su gran trabajo filológico,
Con amistad sincera y perdurable,

Alberto Montaner Frutos (Universidad de Zaragoza )

23-VIII-2005.


El SECRIT ha sido siempre una institución ejemplar y un punto de referencia inestimable para los estudiosos de crítica textual y de filología española. Esta primera visita al centro ha sido por tanto de reconocimiento a su labor, de agradecimiento por su labor ejemplar y, más en particular, por su preciosa colaboración al Boletín de la AHLM. Pero, sobre todo, ha sido un placentero deber de amistad y de afecto.

Vicente Beltrán (Universidad de Barcelona )

24-V-2004


Con una impresión gratísima de un peregrinar a este lugar mítico que es el SECRIT, quisiera dejar constancia de mi admiración por su labor.

María Morrás (Universidad Autónoma de Barcelona)

21-IX-2001


He cumplido con una deuda moral de visitar el SECRIT en función de mi responsabilidad profesional de Director del CONICET, por el área de Ciencias Sociales y Humanidades y hoy tengo la satisfacción de saldarla en la auspiciosa circunstancia de anunciar a su director Dr. José Luis Moure y su equipo la decisión del CONICET de constituirlo en Instituto de Edición y Crítica Textual. He compartido una sesión del Seminario del Centro de Estudios Históricos con placer y provecho intelectual.

Mi reconocimiento a su gente y mi evocación cariñosa del Dr. Germán Orduna, creador del Instituto.

Armando R. Bazán (Director Área Ciencias Sociales y Humanidades , CONICET)

12-X-2000


Conocer el SECRIT en carne y hueso ha sido una gratísima experiencia: sus encantadores investigadores (a muchos sólo los conocía en letra impresa); la visita guiada de Germán mostrándome los comentarios manuscritos de D. Claudio a Américo Castro me ha hecho sentir que la filología se toca, y es también de carne y hueso. En fin, me siento como en casa, rodeada de amigos, mezclando lo académico con los afectos y sintiendo que el trabajo y la vida afectiva son una misma cosa. Seguiremos platicando, aquí o en México.

Concepción Company ( Universidad Nacional Autónoma de México)

13-VIII-1999


Seguimos en viernes y 13 de agosto de 1999, y somos muchos los que nos hemos reunido aquí, quizás huyendo del eclipse de sol, sin darnos cuenta de la abundancia de soles no eclipsados que nos esperaban en el SECRIT (y obsérvese la facilidad de relación de unos temas con otros). Basta, pues, de preámbulo, datación e Incipit (¡otra vez!).

Ya era hora, imperdonable falta, de venir a Buenos Aires. Estar en el SECRIT es, ante todo, reencontrar a los viejos amigos en su propia casa, con la hospitalidad de siempre, con la fácil palabra de los amigos que se reencuentran. Muchas gracias por todo.

Volveré, y es promesa, no amenaza.

Carlos Alvar (Universidad de Alcalá , Universidad de Basilea)

13-VIII-1999


¡Qué honor! Me siento enormemente agradecida por la oportunidad que me dieron de haber estado en tan agradable compañía. Y espero volver pronto…

Irene Zaderenko (Boston University )

13-VIII-1999


Día 13 de agosto de 1999, tengo por fin el placer de visitar y de conocer las salas de SECRIT.

Arthur L. Askins (University of California , Berkeley )

13-VIII-1999


Vuelvo a visitar el SECRIT, un magnífico lugar de estudio e investigación. Me da mucha envidia la posibilidad de tener un Seminario tan importante para el hispanomedievalismo.

Harvey L. Sharrer (University of California , Santa Bárbara , USA )

13-VIII-1999


Viernes 13 {¡qué espanto!}

En esta 5ª visita al SECRIT (en varias de sus sedes) vuelvo a sentir el calor brindado a todo extranjero en este recinto, y me alegro de volverlo a sentir. ¡Que sigáis trabajando con el mismo celo y espíritu como siempre! Felicidades.

Joseph Snow (Michigan State University , USA )

13-VIII-1999


A los amigos del SECRIT, en este agosto borgeano de 1999, que me han permitido cumplir un sueño. ¡Mil gracias!

José Manuel Lucía Megías (Universidad Complutense de Madrid )

VIII-1999


Volver a visitar este Centro tan agradable es un gran placer y espero volver a verlos pronto, en el otro milenio.

Eric W. Naylor (The University of the South , USA )

VIII-1999


Unas líneas en recuerdo de mi paso por el SECRIT, admirable lugar por la memoria de D. Claudio y por el trabajo de presente y futuro que se hace.

Que cunda. Saludos cordiales,

Miguel Ángel Garrido (Consejo Superior de Investigaciones científicas de Madrid )

10-VI-1997


En esta estancia tan esperada en el SECRIT, y en la compañía de amigos tan queridos, quisiera que estas palabras fueran un testimonio de admiración y afecto por la tarea que se desarrolla bajo la buena sombra de don Claudio.

María Luisa Lobato (Colegio Universitario de Burgos , Universidad de Valladolid )

10-IX-1997


Me voy de Buenos Aires después de una estancia muy grata y provechosa gracias a la sabia guía del expertísimo colega Germán Orduna, y llevo el recuerdo imborrable de este extraordinario centro de investigación llamado SECRIT.

Margherita Morreale (Università di Padova)

29-VIII-1996


Tras las palabras de un Premio Nebrija, ¿qué podré añadir yo para darles la pauta de lo abrumada que estoy con esta maravilla, y sobre todo con este grupo tan concorde? Que sigan así, con esa fuerza de escuela ilustre que hace lucir Argentina en el mundo entero.

Patrizia Botta (Universidad de Roma)

29-VIII-1996


Mil gracias por haberme invitado al histórico centro sanchezalbornoziano del tan admirado SECRIT, y por la generosa y cariñosa atención que he recibido de los miembros del Seminario en mi primera visita a Buenos Aires. ¡Hasta la próxima!

Alan Deyermond (Queen Mary , University of London )

28-VIII-1996


Con el sincero agradecimiento por la hospitalidad de los verdaderos filólogos argentinos, amigos entrañables y compañeros en la tarea universitaria.

Dr. José Miguel Elizondo Irujo (Universidad de Valencia )

12-X-1995


En la confianza de seguir manteniendo este tipo de encuentros, tan gratos, a uno y otro lado del océano, cordial y muy afectuosamente,

Maite Echenique (Universidad de Valencia )

12-X-1995


Agradecido por la deferencia que han tenido el profesor G. Orduna y sus colaboradores al invitarme a su sabroso té de las cinco de la tarde, les muestro mi admiración por su trabajo y método de investigación.

Jesús Montoya Martínez (Universidad de Granada )

X-1995.


Tras una tarde de amable e iluminadora conversación, donde todo ha sido enriquecedor, quiero dejar expresada mi admiración por lo que aquí se hace y mi agradecimiento por tan generosa comprensión.

Gregorio Salvador (Real Academia Española, Madrid )

9-VIII-1995


El SECRIT no es tan sólo un ejemplar grupo de investigación, sino un núcleo de corazones fraternos donde se perciben los latidos de la verdad. Gracias por esta tarde inolvidable con los fervorosos amigos bonaerenses.

Ricardo Senabre (Universidad de Salamanca )

9-VIII-1995


Con admiración por las actividades del Instituto –en gran parte dedicadas a un sector poco tratado en Alemania– y con los mejores deseos para el provenir,

Gisela y Ludwig Schrader (Institut für Romanistik , Heinrich Heine Universität Düsseldorf )

IX-1993


Impresionado en esta visita al santuario del medievalismo en América. Con mis mejores votos por el éxito –seguro– de tan paciente, riguroso y armonizado trabajo.

Miguel Ángel Pérez Priego (Universidad Nacional de Educación a Distancia , Madrid )

VIII-1993


A los de SECRIT:

Entrar en el ” sanctorum ” por tercera vez debería imponerle a uno espanto, pero en mi caso es como volver a casa con amigos selectos a la espera. Lo que significa SECRIT, el Incipit y los anejos en el mundo del hispanomedievalismo no se puede medir todavía justamente, pero creo que ya habrá creado unas oportunidades en toda Argentina para que en   un futuro no tan lejano sean todos de aquí recordados como pioneros sacrificados al borde de la nueva era (renovadora) de nuestra querida profesión.

Con genuino agradecimiento, y amistad para todos.

Joseph Snow (Michigan State University , USA )

17-VIII-1993


Me ha sido muy grato conocer este lugar de trabajo de lo que se ha llamado la “Argentina Profunda”. Aquí conviven con la madurez del director la esperanza que representan sus ayudantes. Todo ello, vivificado por el espíritu de la biblioteca y los objetos que acompañaron a un maestro como D. Claudio Sánchez Albornoz.

La combinación de estos tres elementos es una garantía del éxito de la empresa en que todos están empeñados.Mis mejores votos para la gran obra que todos esperamos.

Guillermo L. Guitarte (Boston College )

22-XII-1992.


Por una recepción estupenda en un país encantado que visito por primera vez. Es fenomenal encontrar a un grupo tan prestigiado de medievalistas.

Eric W. Naylor (The University of the South , USA )

17-VIII-1992


Mi asistencia al SECRIT, el 3 de septiembre de 1991, ha constituido un momento de los más deseados en mi carrera filológica. ¡Ahí es nada entrar en contacto, por fin, con los locales en que se hace Incipit y con las personas (algunas no conocidas de visu ) que lo rigen! Es un placer poder comprobar por contacto directo la enorme capacidad de trabajo y el ardoroso afán de este grupo de medievalistas argentinos. Intercambiar ideas con ellos me ha confirmado, una vez más, en perspectivas y puntos de vista similares; y siento un gran honor por estas coincidencias.

¡Que los hados os deparen muchos éxitos nuevos! Mi respeto y cariño para todos.

Nicasio Salvador Miguel (Universidad Complutense de Madrid )

3-IX-1991.


Desde hace tres meses puede decirse que no salgo del SECRIT, donde recalo intermitentemente, con tozuda regularidad.

Entre miles de libros desperdigados por las mesas, salvadas de humedades parietales por manos diligentes, van creciendo los instrumentos informáticos, se cruzan los cables, tropezamos con los enchufes, luchamos con los sistemas de encendido. Las puertas del Ministerio, tras el patio, nos ofrecen la tentación de los jacarandás de la plaza. Las rejas nos separan de la calle, al otro lado. Alguien ha olvidado el aire acondicionado y tiritamos ante el súbito frío, la sombra de don Claudio se bate con este discípulo de don Américo, que se retira mañana (ya hoy) a sus cuarteles de invierno, al otro lado del atlántico, y que amenaza con volver siempre que pueda.

Francisco Marcos Marín (Universidad Autónoma de Madrid )

8-XII-1990


Este día 21 de agosto de 1990, he acudido a una reunión del SECRIT dedicada a examinar un documento enviado por los Profesores franceses H. Pellen y M. García en el que se propone renovar los criterios y la práctica que ellos llaman “tradicionales” de la edición de escritos medievales.

He apreciado la agudeza de las observaciones emitidas por los participantes a la luz de su continuo contacto crítico con esta rama imprescindible y delicada de la filología.

Mucho gusto me ha dado y mucho honor el que el Profesor Dr. Germán Orduna y sus colaboradores me hayan convidado a tomar parte en esta discusión de alto nivel y por lo tanto muy provechosa. Que lo haga constar esta expresión escrita de mi agradecimiento y de mi deseo de que siga próspera, como lo es al momento, la actividad de este Seminario que honra a la Argentina.

Prof. Dr. Alphonse Vermeylen (Universidad Católica de Lovaina , Bélgica )

21-VIII-1990